Poda de árboles | 10 criterios que debes tener en cuenta

Poda de árboles | 10 consejos a tener en cuenta

Poda de árboles | 10 criterios que debes tener en cuenta

Un famoso sutra budista dice que la gente que no hace nada por conservar los árboles pronto vivirá en un mundo que tampoco pueda sustentar a las personas. Al verlos crecer lozanos, extendiendo sus ramas hacia el cielo y mudando su color con cada estación, probablemente te hayas preguntado por qué es necesaria la poda de árboles, qué herramientas debes usar y en qué temporadas debes dar curso a esta importante labor. Si es así, has llegado al post indicado, porque aquí te contamos lo que necesitas saber.

La poda de árboles es la tala de naturaleza selectiva con un propósito definido. Por lo general, se cortan las ramas y raíces, dándoles una forma estética o con la finalidad de que crezcan sanos, fuertes y atractivos, objetivos que puedes alcanzar si sabes cómo hacerlo, por qué es una práctica tan recomendable y con qué principios es necesario que estés familiarizado. En términos simples, se trata de una combinación de habilidad en jardinería, conocimientos técnicos sobre paisajismo, biología de las plantas y un muy marcado sentido de la estética para que el resultado configure un bonito panorama.

Lo más aconsejable es que este proceso se complete durante la época de reposo vegetativo, es decir, entre otoño e invierno. En el caso de los árboles con hojas caducas, se realiza posterior a la caída, cuando está por finalizar el otoño; mientras que, en el caso de los perennes, cuyos follajes se encuentran más o menos en actividad fisiológica, lo ideal es realizar la poda en invierno, puesto que el frío está bien afianzado. Además, se hace cuando las ramas que hay que cortar son todavía pequeñas y pueden extraerse fácilmente.

¿Por qué debes podar tus árboles?

Vale, pero ¿sabes realmente por qué es tan necesario hacer esto? Los motivos principales para la poda de árboles te los hemos mencionado anteriormente, pero el trasfondo de ello es mucho más significativo y puede darle a tu jardín o propiedad un valor adicional. Por eso es fundamental que estés al tanto de por qué se realiza y que busques asesoría. Recuerda que la poda indiscriminada o mal hecha, si procedes a cortar por ti mismo, puede ocasionar serios daños a esa vida que es tan elemental para el ecosistema, dejando heridas que se propagan por la corteza hasta el cámbium e incluso pueden penetrar en el leño.

 

Poda por seguridad

Es el más común en zonas residenciales y todo tipo de áreas urbanas, en el caso de que el crecimiento del arbolado suponga un problema para la comunidad o un riesgo para los vecinos. No implica de ningún modo que con ello le harás daño al árbol, sino que procederá a cortarse de manera que la orientación de su crecimiento sea sana y no perjudique el área. Este tipo de poda debe ser llevada a cabo bajo conocimientos especializados sobre ejecución de jardinería, salvando con ello la vida del árbol a largo plazo.

Poda por razones de salud

Consiste en remover la madera enferma, infestada de insectos, adelgazar la copa para mejorar la ventilación y minimizar la posibilidad de que se produzcan problemas de plagas u otras razones estrechamente ligadas a la salud de la planta. Además, su propósito también radica en la necesidad de estimular el desarrollo de una estructura tan corpulenta, evitando que, como resultado de los cambios estacionales y las inclemencias del tiempo, la planta simplemente no logre sobrevivir o sus ramas inutilizadas dañen tu zona de jardín.

Poda por estética

Es comprensible que, a la par de tu amor por la naturaleza, desees que tu hogar o los espacios abiertos de tu propiedad luzcan bien, llamen la atención cuando recibes visitas y te hagan sentir cómodo. Sí, la poda de árboles es un servicio que contribuye a su salud y a la seguridad en general, pero también hay un sentido estético en ello que puede repercutir en tu economía. ¿Cómo? Un jardín que ha recibido mantenimiento y que goza de buen aspecto en general llama mucho más la atención de cara a tus posibles compradores, en caso de que estés pensando en vender. Es una manera, por lo tanto, de ganar plusvalía y generar las condiciones necesarias para que tu jardín sea más atractivo.

Por calidad y producción

En este caso, nos referimos a los árboles frutales, cuyo crecimiento debe ser controlado para obtener un producto final de alta calidad. Se emplea para estimular la floración y generar brotes vegetativos sanos. Es fundamental que se recurra a una buena técnica, debido a que así podrás percibir beneficios en productividad. También aplica para los casos de obtención de madera para propósitos de producción con árboles forestales.

¿Qué debes saber sobre el proceso de poda?

De ninguna manera la arboricultura debe ser una práctica que afecte la salud del árbol; por el contrario, su enfoque debe ser sostenible y orientado a aportar beneficios tanto a la planta, al área que lo rodea y a ti, en calidad de propietario, ya sea en comodidad, seguridad o satisfacción. La técnica correcta y la elección del mejor momento para la poda de tus árboles son decisiones cruciales que tienes que tomar con asesoría profesional; no vale simplemente que salgas a tu jardín con una tijera podadora bajo el brazo y te pongas a cortar sin ton ni son. El principio más importante que debes considerar es que cada corte puede cambiar el árbol considerablemente, así que es una labor solo para especialistas.

Hay ocasiones en las que los árboles, al igual que otras características del paisaje, están en conflicto en el proceso de maduración, en cuyo caso puedes necesitar una poda ocasional para prolongar su vida, quitando las ramas que interfieren no sólo con su adecuada ventilación, sino que obstruyen el paso peatonal o que son susceptibles a causar daños en edificaciones colindantes o en tus vehículos. Además, otra clave es la dosis de poda o la cantidad de tejido verde que vas a remover durante un episodio. Esto dependerá de los ciclos previos y el objetivo que tengas en mente, de modo que, antes de cortar, pregúntate cuándo fue la última vez que podaste y qué quieres lograr con ello.

poda de árboles

¿Cómo se poda un árbol?

En función del tipo de poda que tengas planeada o de la finalidad de dicha tarea, hay una técnica especial para preservar la salud del árbol. Por ejemplo, en la poda de reducción de la estructura es importante evitar la tala de las ramas que superan los 10 centímetros de diámetro; de igual manera, si la poda se realiza solo en el lateral del árbol, esto causará un desequilibrio. Es esencial realizar cortes en todo su contorno para evitar peligro de caída durante los días de mucho viento o en la temporada de otoño-invierno.

Por su parte, los árboles más jóvenes deben recibir una poda bajo el sistema de entresacado, con lo cual se eliminan las ramas desde la unión del tronco o las ramificaciones secundarias. Siempre debes tener en cuenta que la poda de árboles debe realizarse cuando estos están en su período vegetativo, cuando ya han completado su etapa de crecimiento y desarrollo, puesto que es el momento ideal porque apenas circula la savia. Para que el proceso sea efectivo, además, los cortes deben ser limpios y sin desgarros, de ahí que sea tan importante que cuentes con las herramientas correctas o el apoyo profesional pertinente.

Al realizar un corte no hay que hacerlo muy lejos del tronco, pero tampoco muy cerca. La idea es que sea en el punto de unión con la rama madre, aunque también puede ir bien en la intersección de dos ramas, donde se forma una “Y”. Asimismo, otra opción para un corte bien hecho es el bisel, con lo cual evitas que la herida provocada retenga la humedad, que favorece la aparición de hongos y otros microorganismos que perjudican su salud. Y, finalmente, respeta el cuello, que es la zona de la base de la rama, procurando cortar en dos pasos para que no ocurra un desgarro. En situaciones en las que el volumen del trabajo es excesivo, puedes emplear una motosierra para cortes más certeros.

¿Cuándo es la temporada de árboles?

Lo primero que debes tener presente es que la poda depende del árbol, así que es importante que puedas reconocer la especie para poner en práctica algunos conceptos básicos, a fin de trabajar según sus requerimientos, respetando las reglamentaciones municipales y esperando la época correcta. Por supuesto, emplea las herramientas recomendadas o solicita un servicio como el que pone a tu disposición Ama-Lur Kimaketak.

No es lo mismo la poda de un árbol frutal que el de uno ornamental, que solo debe podarse cuando resulta estrictamente necesario. En general, la época más recomendable del año para la poda de árboles es a finales de invierno, porque estos se encuentran sin follaje y es posible ver mejor las ramas, no se interfiere con el crecimiento debido a que no existe producción de savia y no hay diseminación de hongo que genere la pudrición de la madera. Sin embargo, debes conocer algunas excepciones a esta regla y que ameritan una poda en primavera, en lugar del invierno, como es el caso del aromo, ciruelo de flor y durazno.

Tipos de poda

De formación

Es la poda que se realiza en arbustos en sus etapas tempranas, es decir, cuando aún son jóvenes, con el propósito de crear una estructura concreta. Antes de llevar a cabo el corte, hay que establecer lo que se quiere lograr para ir eliminando las ramas no deseadas sin afectar a la planta. Si no deseas formas estructuras complejas, sino más bien dar un sentido estético para tu jardín, puedes servirte de guías tanto metálicas como de madera.

De mantenimiento

Consiste en eliminar las ramas secas y rotas, retirada en la que prescindes de las ramas dañadas para evitar que se conviertan en un peligro potencial durante una caída. La poda de mantenimiento también se lleva a cabo en caso de que tengas un jardín ornamental y el crecimiento haya dado lugar a una pérdida de la forma de tus árboles.

Poda verde

Implica la eliminación de los brotes que no se consideran fértiles o que no darán frutos para mantener el rendimiento en las partes que sí son fructíferas. Por lo general, estos nuevos brotes tienden a aparecer en las áreas de la cepa en las que hay yemas, si ponemos como ejemplo el árbol de vid. La yema de la vid es una parte fundamental de la planta y, por ende, requiere un saneamiento periódico para que la cosecha sea exitosa.

Poda de desmoche

También se le conoce como poda de copa o descopa y es un sistema de poda de árboles en el que se procede a retirar las ramas superiores de un árbol, gracias a lo cual logras promover una copa densa de follaje con ramas sanas. El desmochado es una técnica milenaria y eficaz que tiene sus albores en la Roma Antigua.

De amputación

Se eliminan las ramas secas o dañadas, así como las secciones afectadas por pudrición o presencia indiscriminada de hongos y otros organismos vivos que podrían afectar la salud de la planta a largo plazo. El número de cortes dependerá del estado del árbol, otras finalidades que tengas en mente y si el árbol ha sido abandonado o ha pasado mucho tiempo sin mantenimiento. Lo que se hace es reducir las ramas muertas y entrecruzadas.

Poda de árboles frutales

Hay dos tipos de árboles frutales: los de fruta de hueso, como el melocotonero o el cerezo, y los de frutas de semilla, como el peral o manzano. Si bien es cierto que cada uno consta de características diferenciales de desarrollo, hay ciertas normas elementales inherentes a esta práctica y que deben ser tomadas en consideración para garantizar el buen desarrollo de la planta. La tarea consiste en cortar algunos tallos para favorecer la fructificación, dando lugar a un crecimiento sano y constante, evaluando primero a qué grupo pertenece.

Es importante que tengas presente que los árboles frutales de semillas forman ramas en un año o más, por lo que pueden seguir dando frutos en los años siguientes; mientras tanto, los de frutas de hueso solo dan ramas del año anterior, lo que quiere decir que las que ya han dado frutos no volverán a producir, así que tienes que identificar las ramas a cortar antes de empezar con la poda. Para ello necesitarás las herramientas correctas y apoyo profesional; si quieres realizar cortes precisos, lo mejor es que desinfectes tu instrumental de trabajo con lejía o alcohol. En cuanto a la poda en sí misma, deberás cortar unos 3 o 4 mm por encima y, en el caso de los cortes grandes, emplea un producto cicatrizante.

Calendario de poda de árboles frutales

Cada árbol, según su objetivo, ya sea producción de frutos, floración, sombra o volumen, necesitará una poda en una u otra temporada. La época del año que elijas dependerá de diversos factores; muchas personas relacionan el otoño con esta práctica, pero no es necesariamente una regla ni se considera la mejor estación para ello. En términos generales, el mejor momento para podar es antes de la aparición de las hojas, puesto que las heridas que generas con cada corte cicatrizan de inmediato, minimizando el riesgo de enfermedad.

Si quieres realizar la poda en el momento correcto, lo mejor es que te tomes el tiempo para entender a la planta, es decir, cómo y cuánto crece, cuándo florece y de qué manera lo hace. Una vez que tengas claro esto, debes saber que los árboles frutales se podan entre los meses de diciembre y febrero, cuando todavía no han aparecido las primeras hojas, pero están a punto de hacerlo. De no ser así, también es recomendable llevar a cabo el procedimiento en la temporada posterior a la cosecha, porque no se afecta la producción.

El árbol de aguacate, por ejemplo, se poda en noviembre, así que es una excepción a esa regla, mientras que otros como el almendro, albaricoquero, avellano, cerezo, ciruelo, encino, roble, limonero y manzano deben podarse entre diciembre y abril. Un caso curioso es el del peral, que debe cortarse en julio; y el de la higuera, en octubre. Así que, como podrás darte cuenta, las fechas pueden variar mucho de un ejemplar a otro. Si respetas las épocas de poda, seguramente te darás cuenta de que los resultados serán óptimos.

Poda de árboles en altura

Se trata de un tipo de poda que se lleva a cabo para los árboles más altos, aquellos que, como resultado de sus dimensiones, no son posibles de podar ni siquiera con escaleras. Hablamos de esos gigantes de la naturaleza que crecen sin parar y que, con el paso de los años, necesitan diversos métodos para cortarlos. Es una actividad que resulta necesaria para lograr que los árboles tengan una forma equilibrada, un mejor crecimiento y desarrollo. Resulta indispensable hacerlo cuando hay ciertas ramas que han crecido de manera descontrolada hasta el punto de suponer un peligro o incomodidad para el área.

Herramientas para la poda de árboles

El tipo de herramienta o material de poda puede variar de acuerdo con el ejemplar, el tipo de poda y el grosor de las ramas. Para arbustos ornamentales y setos pequeños puedes emplear unas tijeras de podar de mano, de dos manos para aumentar la potencia de corte o una cortasetos.

Por otro lado, si la tarea que tienes frente a ti es más compleja, opta por unas tijeras para la poda de árboles en altura, que son similares a las de dos manos, pero con la diferencia de que estas cuentan con mangos extensibles que permiten llegar a las ramas más altas sin necesidad de que tengas que subirte a una escalera; y las de pértiga, que sirven para podar ramas hasta de 2 metros por encima del suelo. Además, para llevar a cabo una labor de poda en altura con total seguridad es necesario que cuentes con arneses y el apoyo de maquinaria especializada, como es el caso de las motosierras.

Conoce los servicios de Ama-Lur Kimaketak

Esperamos que este artículo te resulte útil y que hayamos podido responder a tus principales dudas acerca de las razones por las que se aconseja la poda de árboles y en qué consiste el procedimiento. Recuerda que, si necesitas un servicio de jardinería o poda en altura, en Ama-Lur Kimaketak estamos para servirte. Trabajamos en el cuidado y mantenimiento de la forma de tus jardines y fincas, cortamos de forma regular los setos de tu casa para que disfrutes de un jardín bonito y valoramos el estado de tus árboles para podar en alturas, recomendándote la acción a seguir. Para solicitar un presupuesto, te invitamos a seguir explorando nuestro sitio web y a llenar el formulario de contacto.

No Comments

Post A Comment

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad